Los Peores Virus de PC

Los Peores Virus de PC

CIH

También conocido como «Chernobyl», ya que algunas de sus variantes compartían fecha de activación con el histórico accidente nuclear en la Unión Soviética,  pero lo más escalofriante del CIH es su potencial destructivo. Su descubrimiento fue en 1998, aunque el tope máximo de actividad del virus CIH se registró en 1999, reescribiendo con ceros los primeros 1.024 kilobytes de un disco curo, y atacando ciertos tipos de BIOS. Con el paso del tiempo surgieron varios métodos de recuperación, pero ante los ojos del usuario promedio, el CIH puede arruinar por completo un computador. 

Melissa

El 26 de marzo de 1999, David L. Smith puso en jaque al veinte por ciento de los sistemas globales con Melissa, un macro virus que combinó las vulnerabilidades naturales en clientes de correo electrónico como Outlook, la falta de medidas de seguridad en la interpretación de macros dentro de Word, y una buena dosis de ingeniería social. Al hacer click en el archivo adjunto, el computador quedaba automáticamente infectado, y el virus se enviaba a las primeras cincuenta direcciones en la libreta de direcciones. Smith fue condenado a veinte meses de prisión en una cárcel federa, tres años de supervisión tras su liberación, cien horas de servicio comunitario, y una multa de cinco mil dólares. 

ILOVEYOU

También conocido como Love Letter, este script de Visual Basic comenzó a hacer de las suyas el 4 de mayo del año 2000. Proveniente de Filipinas, ILOVEYOU utilizaba un mecanismo de distribución similar al de Melissa, pero en vez de aprovechar la debilidad de las macros, sus supuestos creadores (que lograron evitar a la justicia debido al vacío legal existente) disfrazaron un archivo. VBS como documento de texto. ILOVEYOU fue particularmente destructivo debido a su función de renombrar archivos personales y de sistema, modificando la extensión. Se calcula que infectó a más de 50 millones de sistemas en diez días.

Todo el año 2003

El año 2003 fue especialmente oscuro para la seguridad informática, y la razón es que vio nacer a algunos ejemplares en verdad nocivos.

  • Entre el 24 y 25 de enero, SQL Slammer «rompió internet» al noquear routers con exceso de tráfico alrededor del globo, haciendo uso y abuso de una vulnerabilidad en el Microsoft SQL Server y el MSDE, para la cual el gigante de Redmond había publicado un parche seis meses antes (al parecer muy pocos aplicaron).
  • El 12 de agosto ocurrió el «bombardeo» causado por el gusano Blaster, que al provocar un desbordamiento de búfer en el servicio RPC de Windows, obligaba al usuario a reiniciar el sistema.
  • Welchia tenía como objetivo eliminar al Blaster del sistema, instalar los parches necesarios y así evitar una nueva infección, pero también utilizaba una vulnerabilidad en su distribución. 
  • Sobig generó un salto tan alto en la distribución de spam, que Microsoft llegó a ofrecer 250 mil dólares como recompensa para arrestar a su creador.
  • En octubre se detectó la primera versión del gusano Sober, el cual daría muchos dolores de cabeza dos años más tarde.
  • 2004 no sería mucho mejor, cortesía de MyDoom y Sasser. 

Conficker

A pesar de que varios medios no especializados terminaron exagerando su impacto, nadie niega que demostró cierta preferencia por edificios gubernamentales, hospitales, e incluso bases militares. El simple hecho de remover a Conficker y restaurar los servicios que sus variantes dejaron fuera de combate (Windows Update, Windows Defender, BITS, etc.) elevó sus daños a más de nueve mil millones de dólares. La peor parte es que Conficker se negó a morir y por muchos años siguió infectando computadores. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *